El refugio del pez que fuma

Hasta pronto…Ukamau y ké

No suelo ser muy expresivo en los momentos de dolor, pero la súbita partida de Abraham Bohórquez ha rajado algo en mi alma. Un joven trovador con muchas propuestas, con una lectura justa y visionaria de muchas cosas en nuestro país, el Ukamau y Ké me permitió conocer las vetas políticas y estéticas del hip hop en nuestro país. Además, me ayudó a tender puentes urgentes con mi hija… para poder seguir avanzando en este mundo cruel.
Realmente una pérdida jodida para muchos… escuchando las canciones de Abraham, aprendimos sobre la realidad de los jóvenes, de la lucha contra el racismo y de muchas contradicciones nuestras y tuyas también.
Siempre te vamos a recordar por haber marcado la diferencia con tu arte… Ahora estas en el alajpacha, suerte y como todos, ya nos tocará a nosotros.
ukamauyke

14 veces… Adriana

nosotros2
Hoy es un día especial para mi flaca preferida. Cumple sus catorce primaveras y realmente la ví mas emocionada que otras veces. Sospecho que eso tiene que ver que poco a poco a comenzado a dejar atrás las seguridades de la infancia y comienza a explorar el mundo con todos sus matices y realidades. Anuncio casi seguro de un tiempo donde los egoísmos paternos tienen que comenzar a dar paso al sosiego y aceptación de una vida que quiere volar como águila, pero que aún es un polluelo (para los poco objetivos ojos de su papá).
Me sentí particularmente sensible a este día más que en otras oportunidades… quizás porque día que pasa te veo más mujer, más hermosa y también más independiente en tu vida…. Adiós a los días en que mis palabras eran la única ley que orientaba tus dudas.
Quizás porque te extraño tanto… que me duele mucho en el fondo. Hasta hace muy poco compartíamos tantas cosas juntos y eras mi consuelo en momentos tristes y con quien celebraba alguna alegría sincera. No me quejo de la distancia que está surgiendo, sólo me resisto a olvidar que los tiempos más felices que un padre puede tener es cuando comparte con sus hijos complicidades, intereses y también preocupaciones.
Quizás porque veo a tu hermana, aún pequeña y te veo reflejada en ella; pese a tus reclamos y conflictos con ella y su modo “casi religioso” de ver la vida… Quien no fuera ella, aún ajena al dolor de las realidades cotidianas.
Quizás porque hoy me vino a la memoria los momentos de tu alumbramiento..el momento que salista del vientre materno y no lloraste, sino me miraste con ojos curiosos, mientras yo trataba de no flaquear por la emoción y me limpiaba la cara de lágrimas. Hermosos días de pañales, compromisos vitales hacia el futuro y desvelos permanentes.
Quizás porque cuando escucho a Serrat y esa canción que los dos sabemos, anticipo algo que va a suceder y me niego a aceptar (creo que nunca lo haré).
Sabes, quizás sólo me volví más sensible que antes… lo siento… pero te quiero mucho, tu cambiaste mi vida por completo y lo sigues haciendo cada día desde hace catorce años. Hijita, te deseo toda suerte experiencias interesantes, muchos amores (aunque no debería decir eso), amores locos (porque esos si valen la pena) y mucho amor sincero para dar y recibir. Eso te puedo dar, Adri…Feliz cumpleaños.

Trovador@s contra el racismo

Hace unos días atrás tuve la suerte de leer que había una presentración de “hiphoperos” en la Fundación Solón. Generalmente no me doy por enterado, pero algo hizo que decidiera ir al encuentro de cantautores de este género en una campaña contra el racismo en Bolivia. Una excelente elección lúdica y una mejor elección pedagógica. Ukamau y Ké, Nina Uma y Alto Rima Lima hicieron las delicias de todos nosotros con fraseos interpeladores, provocaciones eclécticas y mucho talento.
Autodefinido como seguidor del rock clásico, siempre tuve mis reparos en otros géneros, pero esa velada termino por ganarme para el trabajo que están realizando estos jóvenes talentos. Desde la experiencia de Abraham Bohórquez con Ukamau y Ké hasta la propuesta de Alto Lima Rima, estuve más que convencido que hay una veta interesante que vale la pena atender. Una nota aparte es Nina Uma que mostró nuevamente que las propuestas femeninas vienen cargadas de talento y contenido… definitivamente dará mucho que hablar más adelante.
Basados en la temática de la lucha contra el racismo, estos jóvenes trovadores me dieron una certeza vital que pensé ya perdida en este tiempo de cinismos, coimas y “cambios revolucionarios”. Los cambios non vienen por decretazos o por moda, viene de las convicciones más íntimas de las personas y éstos compañeros rimadores me recordaron algo que se había dormido: Mis esperanzas vitales.
Un gracias aparte a Santos Callejas de la Casa Juvenil de las Culturas Wayna Tambo, quien dio en unos minutos una lección del racismo en Bolivia: sencilla, clara, sin posturas y con la convicción de la realidad conocida.
abraham-bojorquez

Tiempo de (re)construir

Con varios meses desaparecido de la blogósfera ya estaba tentado en darle la estocada final a un espacio que sirvió, por un tiempo determinado, como la caja de resonancia de las más diversas pulsiones personales; desde aquellas surgidas de la cotidianeidad y de los afectos vitales a los anticipos de los que yo llamo “despedidas en vida” de gente cercana que simplemente se murió en los hechos o en mi memoria larga.

Tiempo interesante donde los afectos se trastocaron, los resabios de inocencia (o ingenuidad estúpida) se diluyeron y se dio el paso a un lapso de interrogantes miradas individuales al espejo que de a poco comienzan a resolverse. Las interrogantes sobre el futuro se pintan como las témperas, con una consistencia y viscosidad que no permiten, hasta el último momento, conocer su textura definitiva, pero con una mirada más desenfadada, “sin mamar gallo” como dicen algunos amigos colombianos.

Hace poco alguien me hablaba de muros que se deben comenzar a destruir para poder llegar a conocer la esencia de las cosas, el valor íntimo de los afectos, personales y colectivos… las cosas realmente valiosas que hacen que esta vida valga la pena. Sabio alegato ese. Ahora creo que me toca comenzar a destruir los míos y comenzar a escalar algunos que me plantean retos de vida.

Al final decidí no liquidar este espacio, pero si darle una impronta más personal, más cotidiana pero no por lo mismo menos hermosa (o contradictoria, según lo que se plantee). Así que hoy retomamos el teclado para volcar estas experiencias. A diferencia del post original, estas líneas están dedicadas a quien me enseño a destruir muros y en su lugar, construir puertas y ventanas.

Adriana y sus gritos del silencio

Después de varios años, estoy escuchando una de las “obras maestras” de Mike Oltfield, los gritos del silencio, ese bellísimo soundtrack sobre el drama en Cambodia y la muerte de muchos inocentes…la epopeya silenciosa de Dith Pran me llenó de emociones encontradas recordando lo que en su momento provocaban esas melodías en mi fuero íntimo.
Hoy, con la treintena que casi es cuarentena.. escuchar los “killing fileds” me hace recordar a Adriana. Con trece años apenas y muchas expectativas, acaban de romperle el corazón y más allá de ser una circunstancia que todos vivimos…me siento frustrado por no poder ayudarla…rehacer las esperanzas adolescentes en los afectos y desafectos..siento que mi hija tiene sus propios “gritos del silencio” y que ésto sirven como referencia a la necesidad de crecer y sufrir como demanda vital de la vida.
Adri…si algún momento lees esto…quiero que sepas que siempre estará a tu lado para compartir tus “gritos del silencio” … a pesar de los años, los desencuentros..y los futuros novios que te esperan..

Aceptación en “tiempos de cambio”….veremos

Los resultados del referéndum del día de ayer me remiten a los primeros minutos de la pelicula del Michael Moore “Farenheit 9/11”, donde los líderes gringos piden “aceptación” a la decisión de darle la presidencia a Busch, escamoteándole toda posibilidad a Al Gore.
Los resultados, fraude o no fraude, son contundentes y deben plantear un nuevo escenario que, en mi mkodesta opinión, les da la posibilidad a los “responsables del cambio” de tomar nuevamente este cheque en blanco para poder hacer la inflexión que hasta ahora se ha notado ausente del imaginario masista respecto a la gestión gubernamental.
Sin embargo, abrigo mis serias dudas… que las oportunidades no son eternas y la confianza ciudadana es tan voluble como amor adolescente, así que deberían empezar a ponerse las pilas quienes ahora dice que dirijen el “cambio”.
Mientras tanto, veré con más calma a Michael Moore y estudiaré con más profundidad el concepto de “aceptación”, a ver si termina por convencerme o ratificarme en mis percepciones de la Bolivia de estos días.

Minipost a propósito del “pueta” Walt Whitman


“canto a mí mismo, me celebro a mí mismo” reza uno de los párrafos de uno de los versos más conocidos de este poeta gringo que realmente marca un sentido profundo respecto a lo maravilloso del acto individual y la riqueza del silencio individual, que más que silencio es diálogo interno.
Y parece que en este nuevo siglo, aún quedan resabios de incomprensión y miedo respecto a lo que representa declarar abiertamente que uno se quiere harto. Parece hasta que es un pecado de orgullo o de egoísmo celebrarse en “happenings” casuales. Lo cierto es que no hay nada más maravilloso que compartir tiempo con uno mismo….en silencio o en el bullicio de lo cotidiano.
A quienes me cuestionan en estos días, sólo les digo que los quiero tanto como “a mí mismo” y que esas son cosas diferentes, pero igualmente hermosas y vitales…a pesar de las broncas mañaneras, de este estúpido resfrío que me quita las ganas de vivir (literalmente)…de los emos y las brechas generacionales….chingada..hoy más que nunca “me canto a mí mismo”

Yo me celebro y me canto a mí mismo
y de lo que me apropie te debes apropiar
pues cada átomo mío te pertenece.
Ando vagabundo e invito a mi alma a que también lo haga…

A mis treinta y siete años, con una salud perfecta (?¿),
He empezado a vivir..